España tiene un gran reto llamado Alemania, y dos ‘flanes’

BARCELONA — España tembló a la entrada y suspiró a la salida en el sorteo del Mundial de Qatar, celebrada este viernes en Doha y que le situó, como cabeza de serie, en el Grupo E, donde partirá como favorito junto a Alemania, por delante de Japón y del ganador del play-off entre Nueva Zelanda y Costa Rica, que Se enfrentarán el 13 de junio para definir al último integrante del grupo.

La Roja debutará el 23 de noviembre ante el ganador de ese partido de repechaje, jugará su segunda jornada el 27 del mismo mes ante Alemania y cerrará la fase de grupos el 1 de diciembre ante Japón. Clasificados como primeros de grupo, jugarían los octavos de final el 5 de diciembre y si pasaban como segundos de grupo, lo harían un día después, el 6.

Si la selección española, como se supone, supera la fase de grupos, se verá las caras en octavos de final con los clasificados del Grupo F, en el que Bélgica y Croacia aparecen como grandes contendientes por encima de Marruecos y Canadá. A partir de entonces, si España fuera primera de grupo y pasara de los octavos de final, podría ser su turno de enfrentarse en cuartos a Brasil, favorita en el Grupo G sobre Suiza, Serbia y Camerún.

En caso de pasar como segunda de grupo, manteniendo el cruce con los representantes del Grupo F, España tendría un teórico duelo en cuartos contra quizás Portugal, cabeza de serie en un Grupo H que completan Uruguay, Corea del Sur y Ghana. Todos ellos, de hecho, aparecen desde el primer momento como potenciales rivales en el horizonte español hasta los cuartos de final.

De entrada deberá superar la fase de grupos, que acabó siendo amable, aunque la fortuna no acompañó a los de Luis Enrique cuando se encontraron con su primer rival porque les correspondía Alemania, probablemente el equipo más complicado del bombo 2, mientras que Japón del tercer bombo, cuando Senegal ya se había marchado, junto a Marruecos y Corea del Sur, probablemente el grupo menos cómodo. Para cerrar el cuadro evitaron a Ecuador, Ghana y Camerún… Sin conocer aún al último representante, aunque se entiende que Costa Rica parte como favorito en su último partido ante Nueva Zelanda.

España y Alemania se han enfrentado 26 veces, sumando los duelos con la RFA y la RDA a los de la Alemania unificada. De todos ellos los hispanos ganaron ocho, por nueve los alemanes. Su último duelo, el 17 de noviembre de 2020, se disputó en Sevilla, correspondiente a la Liga de Naciones y fue goleada por España por un impensable 6-0, con hat-trick de Ferran Torres.

Será la quinta vez que se enfrenten a hispanos y alemanes en un Mundial, la primera desde la semifinal de 2010, que ganó España por 1-0 con gol de Carles Puyol. Previamente, en la fase de grupos, se enfrentaron en el Mundial de 1994 (1-1); en la segunda fase de 1982, con victoria alemana en Madrid por 1-2 y en la fase de grupos de 1966, con victoria alemana también por 1-2.

A la espera del resultado del repechaje entre Costa Rica y Nueva Zelanda, se supone que es más factible enfrentar al equipo de Concacaf, al que enfrentó en tres ocasiones, siempre en partidos amistosos, con dos victorias y un empate. Su último duelo, el 11 de noviembre de 2017, lo resolvió España al ganar 5-0.

En cuanto a Japón, será su primer enfrentamiento oficial y el segundo de la historia, tras un único amistoso disputado en Córdoba en abril de 2001, en el que España ganó 1-0 con gol de Rubén Baraja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.